Comisión de Ética para la prevención e intervención frente a casos de Hostigamiento Sexual en la UPEIN

Preguntas Frecuentes

El hostigamiento sexual o chantaje sexual consiste en la conducta física o verbal reiterada de naturaleza sexual no deseada y/o rechazada, realizada por una o más personas que se aprovechan de una posición de autoridad o jerarquía o cualquier otra situación ventajosa, en contra de otra u otras, quienes rechazan estas conductas por considerar que afectan su dignidad, así como sus derechos fundamentales (artículo 4, Ley 27942).

Esta modalidad de violencia, se ejerce mayoritariamente contra la mujer, y está relacionada con el uso del poder, generalmente del varón que se encuentra en una posición de jerarquía superior. En el caso de las universidades, las mujeres no están libres de este tipo de violencia. Sin duda, el hostigamiento sexual constituye una gran inquietud y una gran responsabilidad, tanto de las autoridades como de la población en general.

La Ley Universitaria establece como causal de destitución del docente el realizar conductas de hostigamiento sexual y actos que atenten contra la integridad y libertad sexual tipificados como delitos en el Código Penal. En esa línea, la referida Ley indica que el docente investigado por dicha causal debe ser separado preventivamente, mientras dure el procedimiento administrativo que corresponda.

La Universidad Peruana de Investigación y Negocios en conjunto con la Oficina de la Defensoría Universitaria y la Comisión de Ética, tomara las siguientes acciones:

  • Difusión del reglamento en la página web de la universidad.
  • Guías informativas dirigidas a estudiantes.
  • Campañas de sensibilización sobre la necesidad de contar con espacios libres de hostigamiento sexual.
  • Realización de encuestas que contemplen la problemática del hostigamiento sexual.

La Comisión de Ética está integrada por la profesora Mg. Jhoanna Rios Delgado, el profesor Lic. Michael Hansel Palacios Huayta, y una representante estudiantil nombrado/a por el Consejo Universitario.

Es importante recordar a la comunidad universitaria que, según la normativa nacional e institucional, para proceder a atender una situación de hostigamiento sexual de parte de cualquier persona es necesario interponer una denuncia ya sea al Defensor Universitario o a la Comisión de Ética. La Comisión contra el Hostigamiento Sexual no puede actuar sin tener una denuncia formalmente presentada, esto nos permitirá trabajar en forma conjunta para erradicar y hacer efectiva la política de cero tolerancia al hostigamiento sexual.

No podemos actuar de oficio. Si no tenemos a un(a) denunciante que toque la puerta de la Comisión, que nos escriba al correo electrónico o que nos pida una cita para plantear su denuncia, no podemos iniciar un procedimiento disciplinario contra un miembro de la comunidad.

Cabe mencionar que la Comisión de Ética está encargada de dar seguimiento a cualquier tipo de conducta de hostigamiento sexual que se presente en la Comunidad Universitaria, esta hace mención a nuestros alumnos, docentes, trabajadores, personal administrativo, autoridades, entre otros. Ya sea en caso de ser denunciados o denunciantes el Comisión de Ética es el encargado de abrir el proceso de investigación en cuanto reciba una denuncia.

La Comisión de Ética es la encargada de especificar las medidas cautelares que adoptará para ambas personas involucradas, así como la solicitud de separación preventiva del denunciado por hostigamiento sexual, de conformidad con el artículo 90 de la Ley N° 30220.

El procedimiento administrativo disciplinario a ser aplicado, depende del régimen laboral del presunto hostigador, y se realiza de conformidad con el Estatuto de la Universidad. Si se trata de un estudiante, la universidad determina el procedimiento disciplinario.

La universidad debe garantizar la reserva y confidencialidad de los hechos y del supuesto hostigador y de la persona que realice la denuncia.

Nosotros mantenemos una comunicación permanente con la Defensoría Universitaria. Es el Defensor/a Universitario/a quien recibe las denuncias en primera instancia y las remite a la Comisión de Ética para su investigación. La Defensoría Universitaria no tiene facultades disciplinarias, pero es el canal directo que tenemos en el que los estudiantes acuden a presentar sus denuncias ya sea relacionadas a alguna situación de hostigamiento sexual, o cualquier otra. En ese caso, el defensor universitario, una vez que conoce este hecho, da a conocer inmediatamente la denuncia a la Comisión de Ética, que es quien se encarga de investigar los casos de hostigamiento sexual.

La universidad establece canales adecuados (verbal, escrito, virtual u otros) para que cualquier miembro de la comunidad universitaria o tercero, víctima de hostigamiento sexual, denuncie el hecho a la Defensoría Universitaria o al Comisión de Ética, con sustento o medios probatorios.

El procedimiento que se realiza es el siguiente:

1). La denuncia, cualquiera sea la condición o cargo del presunto hostigador, deberá ser interpuesta ante La Defensoría Universitaria. En caso de presentarse la queja ya sea verbal o escrita elaborará el acta de queja, si es verbal en el mismo acto, y será firmado por la presunta víctima. La denuncia contendrá:
– Identificación del presunto hostigador (nombres y apellidos)
– Identificación de la presunta víctima (nombres y apellidos)
– Resumen de los hechos con indicación precisa del lugar, fecha y circunstancias. – Pruebas que considere necesarias.
– El Acta deberá ser suscrita por el mismo denunciante.
Reciba la denuncia por hostigamiento sexual, La Defensoría Universitaria tendrá que remitirla en un plazo máximo de 24 horas, a la Comisión de Ética, dando inicio a un procedimiento disciplinario y dictando una resolución de Apertura de Procedimiento Disciplinario.

2). La Comisión de Ética, dentro del plazo de 24 horas o el del término de la distancia debidamente fundamentado, correrá traslado de la denuncia para el presunto denunciado; quien deberá presentar sus descargos por escrito dentro de los 3 días hábiles siguientes a la notificación de la denuncia, las cuales deben contener la exposición de los hechos y el ofrecimiento de las pruebas que correspondan.

Si la denuncia es contra un estudiante, informamos al director de la escuela profesional a la que corresponda, que se está abriendo un proceso disciplinario. Cuando es contra un docente, notificamos o ponemos en conocimiento al jefe de servicios académicos al que pertenece el docente, que se está abriendo una investigación por hostigamiento sexual.

3) Si la denuncia tiene méritos para el proceso administrativo, la Comisión de Ética, determinará en un plazo máximo de siete días hábiles prorrogables por 3 días más, dar inicio al procedimiento disciplinario por hostigamiento sexual y realizará la investigación necesaria y propondrá las sanciones pertinentes de acuerdo a la gravedad de la falta a las Autoridades competentes, según corresponda.

Una vez que se tiene una opinión ya formada habiendo analizado todo lo necesario en la investigación, se emite como primera instancia una decisión que diga: ¨Se ha corroborado que ha ocurrido una situación de hostigamiento sexual y, por tanto, se ha cometido una falta muy grave¨; o puede declararla infundada, porque no se ha podido corroborar falta en el plazo de investigación. De ser así, archivan el caso.

Es importante garantizar un debido procedimiento, para que ambas partes tengan el mismo derecho. No podemos sancionar a un estudiante o a un docente acusado por hostigamiento sexual sin que haya un mínimo de pruebas sobre los hechos.

Si el caso merece un procedimiento administrativo, La Comisión de Ética es la encargada de especificar las medidas cautelares que adoptará para ambas personas involucradas, así como la solicitud de separación preventiva del denunciado por hostigamiento sexual, de conformidad con el artículo 90 de la Ley N° 30220.

El procedimiento administrativo disciplinario a ser aplicado, depende del régimen laboral del presunto hostigador, y se realiza de conformidad con el Estatuto de la Universidad. Si se trata de un estudiante, la universidad determina el procedimiento disciplinario.

La Comisión de Ética debe garantizar la reserva y confidencialidad de las denuncias presentadas y de los procedimientos de investigación que pueda realizar. Nos regimos por un principio de reserva, no podemos brindar información pública del supuesto hostigador, de la persona sancionada y de la persona que realice la denuncia. Solo podemos comunicar a las autoridades las investigaciones y resultados de las mismas, así como el inicio del procedimiento disciplinario y la sanción de ser el caso.

La Comisión de Ética cuenta con un correo electrónico: comisiondeetica@upein.edu.pe. Mediante él, cualquier miembro de la comunidad universitaria que tenga una denuncia que hacer, o que considere está siendo víctima de hostigamiento sexual, puede escribir e incluso enviar su denuncia por ese medio. Luego, nosotros tomaremos contacto con la persona, la citaremos y evaluaremos el caso.

Se hace mención que en la sede central Av. Salaverry 1810 – Jesús María, en un horario de 8am a 8pm, se encuentra una secretaria técnica, quien será la primera línea de acceso a la Defensoría Universitaria y la Comisión de Ética. De esta forma, recibirá a la persona que quiera contar alguna situación de hostigamiento sexual en un ambiente de privacidad y de mucho cuidado, brindándoles orientación de cómo es el procedimiento a seguir.

La Universidad UPEIN, como parte del compromiso para enfrentar este tema, cuenta con la Oficina de Bienestar Estudiantil quien nos facilitara apoyo de psicólogas especialistas en el acompañamiento a víctimas de violencia de género, violencia sexual y acoso sexual; a los denunciantes.